Geografía de Cuba

El archipiélago cubano está localizado en la parte más occidental del Caribe insular. Agrupa a la isla de Cuba, la isla de la Juventud y más de 4 mil islotes y cayos. El territorio emergido es de unos 111 mil km² con una longitud aproximada de 1 200 km de este a oeste. Cuba posee más de seis mil kilómetros de costas, con más de 600 playas y la diversidad natural que caracteriza al destino se evidencia en los diferentes ecosistemas que componen sus diversas regiones.

Cuba cuenta con excelentes y abundantes puertos naturales en bahías como La Habana, Cárdenas, Matanzas y Nuevitas en la costa norte, y Guantánamo, Santiago de Cuba y Cienfuegos en la costa sur.

En el relieve se destacan 3 cadenas montañosas: la Coordillera de Guaniguanico en el occidente, el Macizo de Guamuhaya en el centro y la Sierra Maestra en el oriente, donde se encuentra la mayor altura del país: el Pico Turquino con 1 974 m. Las llanuras ocupan el 60 por ciento del área del país.

Más del 60 por ciento de las rocas del país son calcáreas, lo que da origen a más de 20 000 cuevas que conforman un interesante mundo subterráneo. En Cuba es notable la presencia de embalses naturales y artificiales. Posee una red fluvial con ríos cortos y generalmente de poco caudal y poca longitud; los principales son: Cauto, Zaza y Sagua la Grande.

El 25 por ciento del territorio son bosques, fundamentalmente de manglar. El 23 por ciento del área tienen algún  grado de protección de su naturaleza, destacándose sus 14 parques nacionales.

Los suelos son medianamente fértiles dedicados al cultivo de la caña de azúcar, cultivos varios y la  ganadería.

El huso horario de la República de Cuba es GMT – 5, por lo que comparte zona horaria con Colombia, Ecuador, Panamá, Perú; México hora centro (hora de verano), entre otros países.